We create amazing digital solutions.
Learn more about us!

Guía para el “In-house” digital

Gisselle Méndez — February 18, 2016

Desde hace aproximadamente tres años soy una estratega digital “In-house”.  Es decir que soy la persona “destacada”, subcontratada o de “outsourcing” para el cliente. Luego de vivir más de mil días esta experiencia, e intentar explicar lo que hago en innumerables ocasiones,  concluí que la definición más comprensible y sencilla es  que yo vivo con mi cliente. 

Manejo únicamente una marca y planeo/ejecuto todo lo relacionado a ella desde el lugar de los hechos. 

Conozco perfectamente cómo funciona la empresa, sé quiénes son sus empleados, he aprendido sobre cada uno de sus programas y obtengo en primicia los nuevos proyectos. En conclusión, no necesito hacer largas reuniones con el cliente para que me informe lo que está pasando en la empresa y lo que espera de la agencia, el “In-house” está allí trabajando directamente de la mano con él. En mi opinión, la mejor relación cliente-agencia que pueda existir. 

Sin embargo, llegar al punto en que tu cliente tiene plena confianza en ti y en tus ideas puede ser complicado. 

Después de todo, ellos han dado un voto de confianza y han invitado a un desconocido a vivir en su casa. Para esos primeros meses de adaptación (yo tardé unos tres meses en adaptarme completamente a esta dinámica), puedo recomendar lo siguiente al estratega digital que está iniciando: 

Infórmate

Lee todo lo que puedas sobre la marca. Busca noticias antiguas, lee su página web y sigue de cerca sus redes sociales, conocer estos elementos te darán un panorama del lugar en el que estarás. Una vez estés instalado como “In-house”, procura seguir informándote ya que, como comprobarás, el conocimiento que tenías de la cuenta era solo la punta del iceberg, incluso si ya habías trabajado con la marca previamente.  

Toma la iniciativa 

Al inicio es difícil aceptar que ya no estás rodeado todo el día por geeks, publicistas, mercadólogos parecidos a ti, pero eres el experto y por eso han confiado en ti. Por lo tanto, no tengas miedo de involucrarte y dar a conocer tus opiniones. 

Anticípate a las necesidades

Estar “In-house” te da la gran ventaja de conocer a fondo la marca. Las campañas digitales que creas son más efectivas si las planeas con anticipación. Además, resulta más fácil que el cliente te las apruebe si las has creado en base a las necesidades que conoces que tienen.   

Establece canales de comunicación  

Al estar lejos de la agencia, procura dejar claros los canales de comunicación que tendrás con el equipo que te apoya desde la agencia y las responsabilidades de cada uno. También, encuentra los canales de comunicación que tendrás con el cliente, por ejemplo pregunta con quién tienes que reportar si te encuentras enfermo/a.  

Haz nuevas relaciones 

Lo mejor de ser “In-house” es que tu familia laboral se extiende al doble. Ahora convives con la agencia y el cliente también forma parte de tu equipo de trabajo. Es importante que te tomes un tiempo para conocerlos a todos y adaptes una actitud receptiva a nuevas experiencias con tu cliente

Gisselle Méndez

Digital Strategist @ IdeaWorks